Seguidores

sábado, 7 de agosto de 2010

En el año del Bicentenario, el alcalde sigue manteniendo honores y distinciones a los asesinos de Blas Infante.


Autora: Alba Carvajal
Fuente: http://ellugardelaponte.blogspot.com/


Un año mas, este alcalde por la gracia de dos, anda enviando Saludas-Invitación a distintas entidades, con el clásico "se complace en invitarles” al Acto-Homenaje a Blas Infante, padre de la patria andaluza…el próximo día 11…"

Un año mas, Manuel María De Bernardo Foncubierta, alcalde impuesto a los isleños por un pacto infame con el ahora candidato del partido nacional-católico, Sr. Loaiza y que ahora sigue desgobernando en absoluta minoría como sátrapa autárquico, hace alarde de la desvergüenza e hipocresía que le caracteriza.


Un año mas, este desmemoriado histórico, este pseudo andalucista ya no recuerda o le importa un pimiento que hace tan solo un año, el, con la complicidad de su partido PA y con el aplauso de sus aún socios clandestinos del PP, decidieron mantener estatua, honor y gloria a quien siguen considerando “hijo predilecto”, aquel que consiguió ser bilaureado asesinando moros, aquel que luego puso sus capacidades para matar, al servicio de los golpistas, aquel que con su apoyo y complicidad fue responsable de innumerables fusilamientos, entre ellos, Blas Infante o Cayetano Roldan…

Un año más y en el mismo escenario del parque, que por su ineptitud, su egolatría y despotismo, está siendo destruido, desarbolado y degenerado por el euro/cemento, va a seguir ensuciando con su hipocresía el nombre y la obra de D. Blas Infante.


Al parecer, De Bernardo no recuerda, ni quiere recordar que D. Blas fue detenido en su casa de Coria y que días después, el 11 de Agosto fue asesinado sin juicio ni sentencia en una cuneta de la carretera de Carmona y que cuatro años después de su fusilamiento, fue condenado a muerte con la excusa de sus asesinos “porque formó parte de una candidatura de tendencia revolucionaria en las elecciones de 1931 y en los años sucesivos hasta 1936 se significó como propagandista de un partido andalucista o regionalista andaluz”.

Y no quiere recordarlo porque de forma incomprensible, sigue manteniendo en La Isla, para su vergüenza, si es que la tiene, honores y distinciones a los asesinos de D. Blas.

Con creces, el peor alcalde que ha tenido La Isla, el derrochador del erario publico, el responsable político del mayor atraco a las arcas municipales, el que desgobierna contra los ciudadanos, el amigo de golpistas y asesinos de la barbarie franquista, debería lavarse la boca cada vez que invoca el nombre de Blas Infante, debería dimitir y no seguir haciendo mas daño a este pueblo, debería leer la biografía de D. Blas y enrojecer de vergüenza al compararla con su “buena gestión” de la que tanto alardea.

¡Cuanta desfachatez y cuanta hipocresía tiene el alcalde de La Isla!