Seguidores

viernes, 14 de noviembre de 2008

De momento no quitan a Varela


(Comunicado del Ayuntamiento)

El Ayuntamiento iniciará la eliminación de los símbolos franquistas

* La Delegación de Vías y Obras ya tiene orden de retirar las lápidas conmemorativas
* La barriada del Parque es una de las más afectadas en cuanto a símbolos de la época

La Delegación de Vías y Obras llevará a cabo en los próximos días la retirada de las lápidas y símbolos conmemorativos de la represión o la Guerra Civil, conforme a lo contemplado en la Ley 52/2007 de la Memoria Histórica.
El Ayuntamiento retirará las lápidas dedicadas a los hermanos Laulhé en la Plaza del Rey, así como la dedicada al almirante Miguel de Mier y del Río, ubicada en la calle Real a pocos metros de la anterior.
La barriada del Parque es otro ejemplo de la época y así todavía muestra el antiguo local de la Falange y los escudos de ésta en varios rótulos que dan nombre a las calles y que también serán retirados.
Asimismo, en uno de los bloques de esta barriada existe una gran placa que da nombre al grupo General Varela, con los símbolos propios del régimen.
El Consistorio también corregirá la lápida existente en la fachada de La Salle, a la que eliminará la alusión al “Año de la Victoria”, al no estar afectada la dedicatoria de la misma.
Ahora sólo falta que los operarios municipales acometan el trabajo y retiren las lápidas, dando paso a una nueva imagen de la ciudad.
Instituciones afectadas
El Ayuntamiento también ha enviado cartas tanto al Ministerio de Defensa, el Arciprestazgo de San Fernando y Correos para que retiren las lápidas o escudos propios del régimen que aún figuran expuestos en las fachadas de diversos inmuebles. Tanto el antiguo Cuartel de Instrucción como el edificio de Correos siguen mostrando el escudo vigente hasta la Constitución de 1978. Por su parte, a la Consejería de Cultura se le pide informe acerca de la retirada de los relieves del monumento al bilaureado General Varela o si esto afecta a la obra del autor. De momento, nada se ha decidido acerca de este monumento.
La aplicación de la Ley 52/2007 ha comenzado a ser realidad con la eliminación de los honores concedidos a distintos personajes de la época en el último Pleno municipal, celebrado en octubre.